Somos una red de investigadores que trabaja para la libre circulación del conocimiento y para mejorar el diálogo entre las ciencias del mar y el conjunto de la sociedad.

15 dic. 2009

La costa, los mangles y la condición humana.

Los mangles son los árboles que constituyen el pilar central de los manglares y le dan su nombre, viven en zonas intermareles de agua salobre en latitudes que van desde Tasmania hasta California, proporcionando el punto de apoyo para que otros vegetales y gran cantidad de animales se desarrollen, reproduzcan, crezcan...permitiendo uno de los oasis de biodiversidad más increíbles del litoral.

Dos características de los manglares hacen que sean ecosistemas fundamentales para el equilibrio de las regiones tropicales y subtropicales en las que se desarrollan y, en consecuencia, para el equilibrio del planeta:

(i) en ellos se reproducen y pasan su etapa juvenil gran parte de peces y crustáceos de las regiones vecinas y

(ii) crecen masivamente en zonas dónde el sustrato es móvil; de arena, arcilla o limos.

Estas dos características hacen que su destrucción implique pérdida de biodiversidad, empobrecimiento de la población y erosión de las costas de las que se destruye. Perdida de biodiversidad porque con los manglares desaparecen las especies que lo constituyen, empobrecimiento de la población porque las economías locales dependientes de la madera y de la pesca artesanal desaparecen, y desaparición de las costas porque los manglares fijan el sedimento creando barreras naturales que protegen de la erosión del oleaje, mareas y maremotos.

Mangles y manglares (the world's mangroves 1985-2005, FAO)

La sociedad en la que vivimos es consciente de que el manglar protege y alimenta las sociedades y las costas en las que viven, fija CO2 y permite el desarrollo de la biodiversidad.

En la bibliografía hay ejemplos que remontan al año 1973 en los que se describe claramente los aspectos benéficos del manglar y los riegos que implican su destrucción (Canestri & Ruiz, 1973). Desde entonces, desde hace casi 40 años, dos aspectos llaman la atención:

Por un lado se mejora el conocimiento de los manglares y sus múltiples beneficios. Y por otro lado, desde el año 73', es el periodo de la humanidad en el que más manglares se han destruido. Se calcula que en los 124 países en los que hay especies propias de los manglares el hombre ha destruido unas 4 millones de hectáreas y, a pesar de los esfuerzos de protección, más de medio millón de hectáreas en los primeros 5 años del siglo XXI (FAO, 2005).

Se han remplazado manglares por complejos turísticos y manglares por camaroneras. Hoy lugares como Jambelí, Ecuador, que se encuentran frente a un grave problema de erosión costera. Según el informe sobre los manglares del 2002 del Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales, en Ecuador se han construido más de 180.000 hectáreas de piscinas camaroneras sobre áreas de manglar.

Area de Jambelí donde se ha destruido más del 80% del manglar autóctono para la instalación de piscinas camaroneras.

Las consecuencias son que actualmente el sedimento no es retenido en la costa, lo que implica una disminución de las barreras naturales. Los manglares ya no amortiguan el oleaje, ni las mareas vivas ni los eventuales maremotos, lo que aumenta la capacidad erosiva de estos factores naturales. El nuevo paisaje introducido por las camaroneras favorece la erosión costera y la progresiva desaparición del litoral. También se fragilizan a medio y largo plazo las economías locales, favoreciendo el beneficio a corto plazo por mono-explotaciones que destruyen, además de la costa del país, la diversidad laboral de una región y su entramado social.

Hay una serie de regiones del planeta que preocupadas por la erosión de sus costas, por la destrucción de piscinas camaroneras y complejos turísticos, han empezado a hacer estudios de impacto, pero: cuál es la intención de esos estudios? Es mejorar las condiciones de la costa y de sus habitantes? o es mantener los beneficios de empresas que destruyen a medio plazo el medio natural y a largo plazo a sus habitantes?

Lo que nos lleva a 3 preguntas:

Cómo hacer compatible el desarrollo industrial y turístico de una región con su calidad medioambiental? y con la conservación de sus costas?? y con la dignidad de sus habitantes???