Somos una red de investigadores que trabaja para la libre circulación del conocimiento y para mejorar el diálogo entre las ciencias del mar y el conjunto de la sociedad.

1 ene. 2009

Polución acústica:

Breve introducción:
Plinio el viejo relata en su “historia natural” cómo las personas que vivían cerca de las cataratas del Nilo eran en su mayoría sordas. Desde el primer siglo de nuestra era que data el relato de Plinio se han aclarado algunas cosas, muchas otras no. Hoy sabemos que el oído de un humano de mediana edad escucha sonidos con intensidades que van de 0 decibelios (dB) a 120 dB. Cero dB es el límite inferior audible y 120 dB el límite superior doloroso. Escuchamos en una banda de frecuencias que va de 20 Hercios para los sonidos más graves, hasta 20.000 Hercios para los sonidos más agudos. Una conversación ronda los 30 dB, una moto los 70 dB, una taladradora los 100 dB...y así sucesivamente hasta que rondando los 120 dB el oído se lesiona.
La intensidad y la frecuencia del sonido condicionan enormemente a los humanos, pero:

Qué pasa en el Océano?, hay sonidos? qué sonidos hay?, cuáles son sus consecuencias?

Desde la antigüedad y hasta el siglo XIX existió el debate sobre la propagación o no del sonido bajo el agua. En 1828 se demostró que el sonido se propaga debajo del agua y lo hace de forma mucho más eficaz que en el aire, entre otras razones porque el agua es mil veces más densa que el aire. Hoy sabemos que el medio submarino no es el “mundo del silencio” descrito por Cousteau en 1956, es desgraciadamente un universo excesivamente ruidoso...letal para muchos de sus habitantes.

Actividades ensordecedoras del hombre en el Océano:

El hombre genera sonidos en el Océano 1 millón de veces más intensos de lo que sería capaz de soportar en tierra, revisemos cuatro ejemplos:

* Las perforadoras en la fase de extracción de petroleo generan sonidos por encima de los 120 dB. En el golfo de México hay actualmente más de 3000 plataformas extrayendo crudo que han convertido la región, en apenas 40 años, en una de las zonas con menos vida del Océano.
** Actualmente hay más de un millón de barcos mercantes de más de 100 metros de largo recorriendo el Océano. De los 38 barcos que fueron monitorizados por Kipple TODOS generaban sonidos por encima de 150 decibelios y algunos por encima de 180 decibelios (Kipple and Gabriele, 2007). Las consecuencias?: desorientación, perdida del oído, desplazamiento de las poblaciones de mamíferos marinos y peces...
*** La exploración petrolera ha evolucionado técnicamente y las cargas de explosivos que se usaban hace 30 años han sido reemplazadas por cañones de aire comprimido capaces de generar pulsos de más de 250 dB, con terribles consecuencias para los habitantes submarinos: desorientación, perdida del oído y desplazamiento de las poblaciones de mamíferos marinos y peces.
**** Sonares activos de baja o media frecuencia son utilizados por los barcos de casi todas las armadas. En este caso los oídos de los mamíferos marinos literalmente explotan. En el año 2008 se han encontrado 100 ballenas varadas en la costa de Senegal, 50 en Madagascar, 80 en Tasmania el mes de Noviembre y 155 el mes de diciembre....
Entre las dos imágenes que vemos a continuación hay una sola diferencia:
La polución acústica...