Somos una red de investigadores que trabaja para la libre circulación del conocimiento y para mejorar el diálogo entre las ciencias del mar y el conjunto de la sociedad.

2 feb. 2011

«El desarrollo sostenible de las zonas costeras», la Unión Europea como referencia.


Desde los primeros pasos de la Unión Europea en 1967, hasta hoy en que 27 países la constituyen, siempre ha habido una atención especial para el mar y sus costas. El contexto socio-político de los estados implicados hace que su legislación sea particularmente compleja y cubra la mayor parte de los temas sensibles del desarrollo sostenible de sus más de 136 mil kilómetros de costa.

En el último Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre el tema “El desarrollo sostenible de las zonas costeras” encontramos un buen resumen del estado de ánimo de la Comunidad Europea sobre la cuestión y algunas pistas a seguir para encontrar estrategias sensatas de gestión costera (14.12.2010).

“La presión demográfica, inmobiliaria, agrícola, económica y turística en stas zonas puede constituir un peligro para su propio poder de atracción y su futuro. Únicamente la adopción de políticas basadas en la noción de desarrollo sostenible, tanto desde el punto de vista económico, como social y medioambiental, puede garantizar un futuro apacible a las regiones costeras”.

Poco que añadir en este punto!

Y define los 5 elementos en torno a los que se articula la política de la UE en materia de zonas costeras:

“1 La GIZC es un instrumento comunitario sobre la base de laRecomendación del Consejo y del Parlamento (2002). Incita al desarrollo sostenible e invita a los Estados miembros a acometer estrategias nacionales. Enmarca y fomenta los intercambios de buenas prácticas y de proyectos;

2 la política marítima integrada para la UE. Ésta es más precisa y define campos de acción considerados especialmente importantes: el espacio europeo de transporte marítimo sin fronteras; la estrategia europea de investigación marina, las políticas marítimas nacionales integradas de los Estados miembros; la red europea de vigilancia marítima; el plan de trabajo hacia la ordenación del espacio marítimo; la estrategia dirigida a paliar los efectos del cambio climático en las regiones costeras; la reducción de la contaminación debida al transporte marítimo; la lucha contra la pesca ilegal y la destrucción de los recursos pesqueros; la red europea de agrupaciones marítimas (clusters); el Derecho laboral comunitario en los sectores de la pesca y el transporte marítimo.

3 la política pesquera común, que tiene repercusiones evidentes sobre la vida económica y social de determinadas zonas costeras.

4 la Directiva sobre los hábitats (Natura 2000) aplicada al ámbito marítimo.

5 la Directiva marco sobre la estrategia marina”.

Y seguimos leyendo nuestro articulado documento y llegamos a su punto numero nueve en el que se lee “Un 40 % de la población de Europa se concentra en sus 136 000 km de costas, que atraen también a la mayor parte de los flujos turísticos. Es necesario conocer mejor el medio marino, muy rico pero debilitado por esta fuerte densidad humana. Un programa de sensibilización al medio ambiente marino adaptado a cada configuración marítima y centrado, por ejemplo, en las regiones o subregiones definidas en aplicación de la «Estrategia marina», y por lo menos en los cinco mares u océanos que circundan la UE (Mar Báltico, Mar del Norte, Océano Atlántico, Mar Mediterráneo y Mar Negro), permitiría hacer comprender mejor y justificar mejor las medidas de protección del medio marino, con el fin de combatir la contaminación, la sobrepesca o la degradación del litoral por las construcciones artificiales. Por ello, es muy importante fomentar una mejor información específica en las escuelas y en las entidades encargadas de la gestión del litoral”.

La legislación está clara y estructurada en al Unión Europea. En los meses que vienen seguiremos trabajando en una zona particularmente sensible, el archipiélago de Chinijo en Lanzarote, para conocer su estado actual y mejorar la aplicación de las legislaciones en vigor. Usaremos ese terreno como análogo de una zona menos reglamentada, la costa del desierto de atacama en Chile, donde es necesario proponer nuevas directivas para mantener el desarrollo sostenible frente a la especulación de las empresas termoeléctricas y otros riesgos de un desarrollo negligente.